10. Fartlek

Cambios de ritmo, jugar con la velocidad. 
Eso es el Fartlek, este término tan de moda en el Running.
La gente espera como cada martes tu post sobre el viaje a la isla del tesoro, y es normal, son buenos consejos, ayudan, son sencillos y sobre todo nos guían a muchos en este maravilloso arte de las ventas.
Pero con el paso del tiempo quizás todos nosotros como lectores nos estamos acostumbrando, relajando, acomodando y creando nuestra propia zona de confort de los martes.

Y no pasa nada. Pero...
¿Qué pasaría si por ejemplo un viernes cualquiera me mandas un Newsletter para contarme algo nuevo que no tenga que ver nada con el viaje a la isla del Tesoro?

Quizás ahora sólo estáis enviando el Newsletter y publicando Posts sobre este tema, y no pasa nada, los resultados claramente lo avalan y además es algo que lleva muuuucho tiempo. Pero....

¿No sería aconsejable y quizás interesante publicar también cosas e informar sobre la empresa, el producto, el equipo, algún evento, charlas y ponencias o cualquier otra cosa que os ocurra en la compañía? (Oye que a lo mejor lo estáis haciendo y no lo veo, sorry)
Incluso quien sabe, la última película motivadora que irás a ver en el cine, el último libro que te han regalado (lo acabas de hacer, enfocado al business), el último Meeting de Yoga al que irás en el Google Campus, lo último que acaba de lanzar tu competidor, etc.

Cambia de ritmo, sorpréndenos, aunque sólo sea muy de vez en cuando, déjanos con el "ojete torcido", haznos pensar sobre temas totalmente diferentes y nuevos y alértanos para no quedarnos de por vida en nuestra maravillosa zona de confort de los martes.

Haznos fartlek. 

_

Hoy maldigo a los vientos de poniente, a los de levante y a los de cualquier lejano lugar en este jodido mundo.
Esta maldita fiebre del heno me está dejando sin aliento, exhausto, tumbado la mayor parte del día y sin ganas de mediar palabra.
Esto en alta mar nunca pasaría.

Fdo. El Fabianaco,
Su grumete en tierra firme.
 

Toda esta historia comenzó aquí > Se Ofrece Grumete,
y la puedes seguir leyendo por aquí > Pensamientos de un Grumete