Nunca me había parado a pensar sobre Spotify y menos aún a probarlo.
Reconozco que me costó mucho dar el paso y no fue hasta que llegó MOVISTAR (me ofreció una oferta de 7 € con IVA dentro del paquete FUSIÓN+) cuando me decidí a contratarlo.

Yo venía de iTunes (donde había que subir y bajar música sincronizando con tu dispositivo móvil) y cuando empecé a probar Spotify descubrí verdaderamente el valor en lo que a música me ofrecía:
Recomendaciones de todo tipo, todos los artistas y canciones que te gustan, Listas personalizables a tu gusto, música según tu estado de ánimo en cualquier momento del día, música para todo tipo de fiestas y eventos, emisoras de radio, música para llevar, múltiples dispositivos, sincronización con Shazam (la leche!), posibilidad de descargar en local, alertas de tus artistas favoritos, Listas para #running, enlace con NIKE+, etc...

Probablemente sea uno de los servicios online que más a gusto pago (casi 10€ al mes con IVA) y a día de hoy -en casa- se ha convertido en algo de lo que ya no podemos prescindir.
Y este es para mí el verdadero valor de un servicio online. Pagar a gusto, pagar por un verdadero valor tangible y percibido. En este caso la música. 

Spotify me mola, me gusta mucho. 
¿Y tú, lo has probado ya?